martes, 5 de octubre de 2010

No confundan Amor con valores que corrompen la naturaleza


Señor, ven a mi corazón y háblame; cuéntame qué te hace feliz y te es grato; cuéntame las aflicciones de Tu Corazón. Necesito unirme a Vos en mi pobre oración. Haz que pueda escuchar Tu Voz y pueda corresponder a Tu inefable bondad.
"Almas mías, no corrompan Mi Ley. Vivifiquen al mundo con Mi Luz y Mi Paz. Miren cuánto Amor deposito en sus corazones y cuán negligente es vuestro OBRAR. Erradiquen de sus vidas la tibieza y vivan aferrados a MI VIVA LUZ DE ESPERANZA. Quien se une a Mí, puede AMAR, Y COMPRENDER TODO MI DOLOR. Quien se sabe pobre y negligente puede escucharMe y llevarMe. Sean constantes para ORAR Y VIVAN CONFORME A MI PROVIDENTE LEY. Sean sólidos COMO LO ES MI CORAZÓN. Sean como copos de nieve blancos y resplandecientes. Miren Mi gran OBRA y verán que NO ESTÁN SOLOS, que Soy quien vela por vuestra eterna felicidad. No confundan Amor con valores que corrompen la naturaleza. Me duele el OBRAR de muchas almas, porque son indiferentes a Mi Verdad y corrompen MI Ley, quitando paz al mundo y destruyendo un sinfín de almas inocentes. No permitan que se aniquilen tantas almas, que se mate con saña. Ustedes, hijos insensatos, reviven Mi Pasión y son destructores de Mi Amor. Viven entorpeciendo Mi plan de verdadero Amor y no consideran cuánto dolor acarrea vuestro OBRAR indigno y maléfico.
Si edifican sobre Mis huellas hallarán felicidad y si viven alejados de Mi Corazón y obedecen sólo al mundo, serán cautivos de su propia e indigna VIDA DE HORROR Y MALDAD.
Sean solícitos a Mi Amor.
Soy AMOR y es Mi anhelo verlos CRECER EN AMOR".

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar