domingo, 3 de octubre de 2010

Brille en el mundo entero Tu Misericordioso Corazón


"Señor, en este día de gloria, un viernes en donde te entregaste para darnos vida y dejarnos la gloriosa fuente de salvación, la Eucaristía, te ofrecemos nuestro ser para que Tú nos moldees y nos hagas verdaderos FRUTOS DE TU CORAZÓN, tus hijos fieles y sensatos.
Haz que veamos siempre la luz en medio de la oscuridad y que no nos cansemos de AMAR Y DE SERVIR.
Brilla en nosotros, Señor, y brille en el mundo entero Tu Misericordioso Corazón".

1 comentario: