sábado, 7 de mayo de 2011

El dolor no los aleja de Mí, los une con más fuerza



"Si acontecen tantas situaciones que EVIDENCIAN MI PRESENCIA Y MI COMPAÑÍA, es porque necesito REFORZAR más aún vuestra FE.
Es mi deseo el que seáis libres para que podáis ser partícipes en Mi Reino, para que seáis parte de Mi Banquete y sea vuestra alma resplandor de Mi Verdad.
Cuando os hablo, cuando me hago Presente en vuestras vidas, en vuestro corazón, es porque estoy en UNIÓN con vuestra alma.
Los revivo desde mi fortaleza, desde la Eucaristía, pureza de un AMOR pleno y candente.
Resurgirán abrazando el BIEN, abrazando los designios que les son concedidos por Mí, vuestro Padre que todo lo puede y "todo lo perdona".
Es desde Mi Misericordia, que puedo consolarlos y hacerlos reparar en Mi Paz.
Mis hijos, comprendo vuestro dolor y vuestra agonía, soy partícipe de vuestro sufrimiento y vosotros sois compañía en Mi dolor, ese dolor que padece Mi Corazón cuando me olvidan, cuando me ignoran, cuando pecan.
Deben mis hijos reparar todo sufrimiento ocasionado a Mi Corazón y si están sufriendo en estos tiempos de Cuaresma entregadlo todo a Mi Corazón, que Yo os haré partícipes en Mi Pasión y resucitaréis en Mi Gloria.
EL DOLOR NO LOS ALEJA DE MÍ, LOS UNE CON MÁS FUERZA, los reverdece y los hace libres para alcanzarme, para gozar en MI LUZ, en Mi Paz.
Es Mi Sabiduría sostén para vuestra alma y refugio para vuestra fe.
Benditos los que creen en Mí, benditos los que acrecientan su FE CON OBRAS DE MISERICORDIA.
Será vuestra fe refulgente si vuestro obrar ENCIENDE MI AMOR".

2 comentarios: