sábado, 7 de mayo de 2011

Benditos los que dejan huellas de verdadero Amor en la tierra


María es gozo para el alma.

Los encuentros que se evidencian con lo divino no dejan de ser gratos e inolvidables; son regalos de infinito AMOR providente y se hacen presentes en los corazones que CONFÍAN y se amparan en el corazón del Padre y de María Reina de la paz.
María es gozo para el alma y Jesús es fortaleza y refugio para todos sus hijos.
Benditos los que acuden al Salvador, esperanzados en su Perdón y Misericordia.
Benditos los que con humildad y mansedumbre dejan huellas de verdadero Amor en la tierra.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar