viernes, 4 de marzo de 2011

Si se entregan a Mi Corazón tendrán mi compañía eternamente


Señor, gracias por traerme a visitarte. ¡Cómo no iba a saludar a mi mejor Amigo, a mi Fiel amigo del alma, el que me da ánimo y fuerzas para continuar en sus caminos!.
Señor, muéstranos Tu Rostro para que comprendamos cuánto sufre Tu Corazón.
Muéstranos en nuestro prójimo Tu dolor y haznos almas sedientas de Amor y generosas para amar.
Danos rectitud de intención y corazón puro para que siempre estemos cobijados en Tu salvífico Corazón, para que seamos fieles a Tus designios y llevemos por todas partes Tu resplandor.
Esa luz que nos hace estar radiantes para sobrellevar todas las viscisitudes que se nos presentan a diario.
"Es vuestra entrega hacia Mi Corazón un encuentro con lo que jamás se corrompe, con un AMOR que se plenifica en Mí y se hace gozo perpetuo.
Asistan a los que no creen en Mi resplandor, a los que piensan que en esta VIDA se termina todo.
Háganles saber que nada es en vano, que todo sufrimiento tiene su recompensa y que si se entregan a Mi Corazón podrán evidenciar Mi compañía eternamente.

2 comentarios: