lunes, 28 de febrero de 2011

Con solo mirarme y decirme cuánto Me aman, mi Corazón canta de gozo


(26-06-10. Poco antes de una Adoración Eucarística guiada por un sacerdote)
Señor, cuánta alegría se VIVIRÁ hoy en el Oratorio, cuando Te adoren tus hijos niños, cuando desde pequeñitos aprendan a amarte y a saber cuán valioso es tenerte dentro para protegerse de tantas miserias que reinan en el mundo y para que, llevándote en el alma, puedan llevar Tu pureza y esplendor a los que aún no te conocen y aman.
Papá del cielo, concédeles humildad y paciencia para que perseveren en este camino tan arraigado a Tu MISERICORDIA.
Abrázalos para que VIVENCIEN Tu paz y se sientan pequeños pastorcitos que adoran a un Niño que merece todo el AMOR DEL MUNDO , un amor generoso y constante.
"Mi niña, Mi dulcedumbre los acompañará y los hará disfrutar en Mi Presencia.
NO OLVIDEN que solo con mirarme y decirme cuánto me aman, Mi Corazón canta de gozo.
Son los niños pequeñas ovejitas que necesitan ser guiadas desde Mi fuente inagotable de AMOR.
Consientan (consientan: sentir junto con ellos. N. del R.) en ellos la alegría que VIVENCIA Mi Corazón con su presencia; (consientan) que está su corazón muy cerca del Mío, y (consientan) que Yo los voy a cuidar siempre.
A mis Pequeños Adoradores les concedo un abrazo de Misericordia y pureza; los amo y necesito de su adoración para que sean guías de luz y de Verdad".

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar