lunes, 28 de marzo de 2011

Acercaos a Mi Corazón y seréis gozosos en Mi paz


Señor, haz de nosotros tus hijos, quienes hoy y siempre te contemplan, un fiel instrumento, y derrama tu Bondad en nuestra alma, para que seamos partícipes de tu paz.
"Mis hijos. Es mi paz la que os clama oración y penitencia. Es mi paz la que se acerca a vosotros en todo momento y a veces no os dáis cuenta. Servid a vuestros hermanos y llegaréis a estar en Mi paz; acercaos a Mi Corazón y seréis gozosos en Mi paz.
Llegad a todos desde Mi paz.
Rogad, mis hijos, por la paz del mundo, porque os envuelve al mundo entero una agresividad desordenada, escalofriante.
Os enseño a mirar más a vuestro alrededor y a servir sin necesidad de ser retribuidos en vuestro obrar.
Sean generosos, enaltezcan los corazones de todos los que os acerquen en Mi Nombre.
No se opongan a ser luchadores de Mi Palabra, a proclamar Mi Nombre y mis enseñanzas por todas partes.
Ayúdenme a abrir más corazones a Mi luz y seréis entonces fieles mensajeros de Mi paz.
Os engendro en cada uno de mis hijos Mi generoso AMOR para que puedan guiarse y guiar a las almas hasta Mi paz.
Desde mis pequeños podré llegar a concluir Mi obra, Mi plan misericordioso.
Desde vosotros, pequeños míos, podré auxiliar a muchas almas y seré consolado por vuestro amor".
Madre, sé que estás muy afligida y triste por las guerras, por el hambre y por el sufrimiento, a veces y casi siempre tan injustos.
"Mi hija, todo sufrimiento es un afán mundano que acarrea en él a miles de almas que no merecen tan cruel final.
Os ruego encomienden a esas almas a mi Corazón y al corazón del Padre y rueguen para que el mal se desvanezca ante el Bien.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar