martes, 19 de julio de 2011

Está mi Corazón deseoso de vuestra compañía



Señor, ¡cuántas grietas tiene nuestra alma! ¡Cuánto dolor, al comprender el AMOR VERDADERO y TU GENEROSIDAD! ¡Cuánta tristeza desgarra mi alma, Señor, cuánta ingratitud ante tanto AMOR y MISERICORDIA! Revístenos, Señor, con tu Bondad y reálzanos a tu luz, para que junto a tu Corazón podamos VIVIR en tu Paz.

"Mis hijos, les tengo preparado un lugar especial con gloriosos regalos de exultante Amor. Son mis hijos y como tal los quiero GLORIAR en mi Paz.
Sean destellos de mi refulgente y vivaz Luz de Amor y podrán llegar a ocupar un lugar en mi Reino.
Está mi Corazón deseoso de vuestra compañía, está mi Corazón llamándolos a cada instante. Los amo, Mis hijos, y es por eso que los quiero llevar a mi Gloria.
VIVID EN MÍ Y SABRÉIS DEL AMOR.
Ejerced todo cuanto sea de mi agrado, de vuestra santificación y serán vuestros días en la tierra una morada en unión al BIEN, a la perpetuidad salvífica y gloriosa".

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar